sábado, 4 de julio de 2009

El Valle de los Caídos

Interesante y amenas las explicaciones que nos han ofrecido los ponentes esta mañana del sábado en la Casa de la Cultura de San Lorenzo de El Escorial sobre los lugares de la memoria.

Desde la cárcel de Carabanchel, el Valle de los Caídos o la fosa común del cementerio de San Lorenzo de El Escorial han centrado las oratorias de los ponentes.



Se encontraba entre los oradores el concejal del grupo socialista en el Ayuntamiento José Luis García Millán.













Vista de la cruz con el poblado de los trabajadores del Patrimonio Nacional en primer término




No he podido quedarme hasta el final, deberes familiares me lo impidieron, pero en lo referente al Valle de los Caídos, si bien había expectativas de crear un centro para la memoria, aceptando los grupos políticos despolitizar de forma absoluta el Valle como dice la propia Ley de Memoria Histórica en su artículo 16 a raíz de una enmienda del grupo CIU, pero luego, se le excluye la aplicación de retirar los símbolos franquistas por razones artísticas o arquitectónicas ya que está considerado patrimonio nacional. O sea, se queda como está de momento.

Lo que si está prohibido es que en el recinto del monumento se lleven a cabo actos de naturaleza política o "exaltadores de la Guerra Civil, sus protagonistas o del franquismo", como los que tienen lugar cada año en conmemoración del 20-N.



Se ha hablado de los esclavos presos que también trabajaron forzadamente en la construcción del monumento, unos 20.000 y que eran los encargados de realizar los peores trabajos, por eso había entre ellos una alta tasa de mortalidad.





Estado actual de la cantera donde se sacaba piedra para la obra



Se ha recordado que mientras en el resto de Europa se han acordado indemnizaciones a las víctimas de los trabajos forzados del nazismo, su reproducción española, de amplia estructura y pervivencia, permanece aún oculta tras los intereses del estado.

Esta mole mortuoria que se erigió con una España desolada, arrasada y arruinada y que costó unos miles de millones de pesetas de la época, sin embargo, uno de los problemas que podrían presentarse para su ejecución estaba resuelto de antemano: la mano de obra puede sacarse abundante y barata de las cárceles. Las empresas San Román (filial de Agromán), Molán, Huarte y Banús (en la zona del Valle donde se encontraba este destacamento que albergaba a presos y trabajadores libres, se la sigue llamando Banús) son las cuatro empresas más importantes de unas 65 que intervinieron en la construcción, iban a beneficiarse de esa mano de obra barata, algunas de ellas cotizan hoy día en bolsa.

José Banús Masdeu se trasladó más tarde a la Costa del Sol con la idea de crear un complejo turístico de fama internacional y construyó la urbanización Nueva Andalucía en la que se encuentra su joya de la corona, Puerto Banús.

Tengo un libro en mis manos, no sé si se podrá conseguir en las librerías, que me fotocopió un compañero de la biblioteca nacional: El último preso del Valle de los Caídos de Miguel Rodriguez Gutiérrez, relata en primera persona las vivencias y penurias de los presos durante la construcción del Valle, ya que el autor estuvo preso allí.

Otro libro muy ilustrativo : Los esclavos de Franco de Rafael Torres.

Quizás te interese...



4 Deja aquí tu comentario:

Publicado por José dijo...

EL VALLE DE LOS CAÍDOS es, junto con el Monasterio de El Escorial, una de las primeras maravillas del mundo. Y si estuviera iluminado como la Torre Eiffel, 20.000 bombillas, 352 proyectores de 1.000 vatios cada uno y 4 reflectores de neón de 6.000 vatios cada uno que giran, sería, sin duda, LA PRIMERA MARAVILLA DEL MUNDO.
Un turista italiano, que había recorrido muchos países, decía que era “posiblemente la construcción más grandiosa del siglo XX”.

La Cruz, situada encima de la montaña vaciada, pesa 26 veces lo que la Torre Eiffel.

¿CÓMO SUBÍAN LAS PIEDRAS PARA HACER LA CRUZ DEL VALLE DE LOS CAÍDOS?
Esta es la pregunta que se hacen la mayoría de los turistas.

Salga de la ignorancia y entérese en:
http://www.visitaturistica.com

Ni hubo 20.000 prisioneros, ni trabajos forzados, ni subían las piedras a cuestas “Entre todos cargaron las 181.740 toneladas de piedras” (elmundo.es), o con poleas, ni hubo centenares o miles de muertos, "Caían cuatro o cinco diarios" "Tanto TVE como "El País" o "ABC", la Asociación por la Memoria Histórica y otros medios de prensa han difundido una serie de datos sobre el Valle de los Caídos para justificar los proyectos del gobierno de cambiar el carácter del monumento. Datos como los siguientes: habrían trabajado en las obras 20.000 presos políticos en trabajos forzados en condiciones infrahumanas, régimen de esclavitud, con miles de muertos en accidentes laborales”. “Hubo catorce muertos en todo el tiempo” (Ángel Lausín, médico.)

Publicado por José dijo...

Pero lo más llamativo es cuando el turista entra “cueva cósmica”, y llega al altar mayor y eleva los ojos al cielo y ve el gigantesco mosaico de Santiago Padrós.
La época de máximo esplendor del mosaico no se dio en la antigüedad clásica sino en Bizancio, pero es posible que tras la caída de Constantinopla ningún musivario (autor de mosaicos) haya recuperado el temblor y la luz de los bizantinos con tanta sensibilidad como Santiago Padrós. Todo en él es sencillo, y los más de 1.500 metros cuadrados de la superficie de la cúpula se llenan con cuatro procesiones de mártires y de santos que ascienden con ponderada movilidad rítmica hasta la gloria de un Cristo sedente en majestad, que ha sido, acertadamente, considerado como una versión moderna del Pantocrátor medieval. Una quinta procesión asciende hasta la dulce imagen de la Virgen María. Todas las procesiones se hallan guiadas por ángeles o arcángeles de grandes alas. Entre las procesiones y las imágenes de Jesús y su Madre hay grandes espacios sin figuras que ocupan la mitad de la superficie de esta obra maestra. Son de teselas amarillas, el más luminoso de todos los colores y tiene tonalidades tan diversas y claras que intensifican de gran manera la refulgencia de su luz que envuelve el altar mayor con sus reflejos vibrantes. En las figuras predominan los dos colores casi únicos el blanco y el azul claro. Padrós recuperó en la refulgencia de las teselas y en su luz aleteante el mejor e imperecedero espíritu de Bizancio y realizó, al conseguirlo, el más alígero de todos los mosaicos de los tiempos modernos. Es una obra que nos transporta, que nos hace ver en ella un símbolo de la “sabiduría de Dios”, que nos permite intuir la plenitud de sentido de esa gran rotonda a la que transfigura con su luminosidad en una entrega y una dejación similar a la de los versos inefables de San Juan de la Cruz:
Quedéme y olvidéme
El rostro recliné sobre el amado
Cesó todo y dejéme
Entre las azucenas olvidado.
http://www.visitaturistica.com/valle13basilica.htm

lolo rovira dijo...

Es cierto, compañero, Miguel Rodríguez Gutiérrez fué el último preso del Valle. Pero no basta con tener la fotocopia, también hay que leerla, porque si la hubieras leido no hubieras escrito ni la mitad del artículo. También estuvo allí una familia sobradamente conocida, la de Paco Rabal, puesto que su padre era minero, no creo que Paco pueda ser tachado de fascista, pero nunca le oirías hablar mal del Valle de los Caidos, o si?... y sobre el coste de la obra, perfectamente documentado peseta a peseta, más de 1500 millones de la época ¿un dineral?, pues eso es lo que costaba un bombardero americano de la época. Creo que es el monumento más rentable que se ha construido en España. Y no sólo en dinero, también en redención de penas, porque es allí donde se empezó a redimir penas por trabajo, aunque creamos que es un invento de la democracia, no día por día, se empezó con dos por uno y se terminó con cinco por uno, por eso no tuvieron que llevar a nadie obligado... en cuanto a los muertos, para desgracia de algunos "espabilaos", también están suficientemente documentados por los servicios médicos de la obra, y casi todos por silicosis; a la larga, el padre de Paco Rabal sería uno de ellos, pero como el mismo Paco dejó claro, su padre ya iba enfermo de silicosis cuando llegó al Valle. En fin, podemos ser anarquistas, pero no injustos ni mentirosos. La peor manera de defender una ideología es la mentira, a lo mejor no lo aprendemos nunca.
Lolo Rovira.

Delegado Comité de Empresa dijo...

Compañero te aseguro que la fotocopia del libro no la pedí para tenerla de adorno, pero hay que contrastar todos los hechos: los escritos y los orales y de eso te puedo contar bastante ya que yo soy nacido en el Valle, he trabajado allí, casi 4 años para el Patrimonio Nacional, he tenido acceso a archivos y mi padre estuvo como trabajador libre al final de la obra y vivió en Banús para después pasar a las casas de los trabajadores del Poblado donde nací yo.

También estuvo el hermano de Paco Rabal, Damián Rabal y como bien dices, su padre Benito Rabal que fue encargado libre de San Román, su hijo Paco lo retiró al agravarsele la silicosis para que no muriera trabajando como su tío.

También estuvo allí como preso el padre de Gregorio Peces Barba presidente del Congreso en la transición y que incluso durmió allí con su padre.

En cuanto al coste ronda por los 1.100 millones de la época que no es moco de pavo.

Quizás haga un artículo sobre la situación actual del Valle ya que recientemente ha salido en prensa diversas manifestaciones sobre su mal estado y como conozco a la mayoría de los que trabajan allí, he hablado con algunos y no corresponden sus versiones con lo que nos contaron los medios.
Saludos.

Publicar un comentario

Está activada la moderación de comentarios para prevenir las manifestaciones de forma incongruentes y o fuera de tono que nada tienen que ver con los temas tratados en este blog. Se garantiza la libertad de expresión siempre y cuando se opine de forma adecuada y con respeto hacia los demás. Las opiniones realizadas aquí son ajenas a la Sección Sindical CGT del Hospital El Escorial por lo que no se hace responsable de ellas.
Si quieres poner un enlace: <a href="url-de-la-página">Texto enlace</a>